II Concurso de Plagio Creativo

23 de abril, 2005

La Escuela de Escritores presenta la segunda convocatoria del Concurso de Plagio Creativo, que este año estará dedicado al cuarto centenario de las aventuras del ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha. Porque sí, se trata de copiarle, de plagiar nada menos que a Cervantes, y, cual Avellanedas, inventarle nuevas historias al caballero de la Triste Figura. Y de que de esa impostura salga una obra literaria nueva y original.

¿Paradójico? Tal vez un poco, pero no tanto…

Y es que el mismo Quijote, a fin de cuentas, tiene mucho de plagio creativo extremadamente creativo, eso sí- de las novelas de caballerías. ¿Se inspiró Cervantes en los libros de caballerías, tomó gran parte de sus tópicos, de sus estereotipos y de su iconografía y los trasladó a su novela? Sin duda. ¿Supo utilizar esos mimbres para crear una obra nueva y original que, además, superó a sus inspiradoras? Está aún más claro. ¿Hizo Cervantes, al inspirarse en los libros de caballerías, algo extraño a la práctica literaria? En absoluto. Y es que son legión las grandes obras de la literatura que, de una manera más o menos directa, surgen de otras.

Por supuesto, cuando hablamos de obras que surgen de otras, cuando sugerimos buscar inspiración y, sobre todo, consejo e iluminación en los autores que nos gustan (y hasta en los que no nos gustan, como hizo Cervantes), no nos referimos a copiar descaradamente las obras de los demás, ni a incluir capítulos enteros de otros autores en sus «obras», ni a olvidarse de entrecomillar una cita de 100 páginas, ni a cambiar todas las frases pero robar el alma de un texto. Por desgracia, no faltan hoy ejemplos de estas prácticas y recordarles a estos “autores” los límites de la intertextualidad es uno de los objetivos de este concurso. El otro, el más importante, es hacer una apuesta por una forma de plagio más creativa y honesta o, más bien, por un valerse de la imitación y la recreación de argumentos como pista de despegue para la creatividad.

Habiendo finalizado el plazo de recepción de relatos del II Concurso de Plagio Creativo, dedicado en esta edición al Quijote, se contaron hasta 170 relatos que cumplían los requisitos de las bases. Estos feroces relatos fueron leídos con paciencia y sabiduría por los nunca bien alabados miembros del jurado, que dieron en seleccionar 17 textos semifinalistas a los que procedieron a enfrentar en justa votación.

Aquí puedes acceder a los relatos ganador y finalistas, como también al fallo del concurso, anunciado el pasado 23 de abril de 2005.


Ganadores y finalistas

Relato ganador del primer premio

Relatos finalistas


    Acta del concurso

    Habiendo finalizado el plazo de recepción de relatos del II Concurso de Plagio Creativo, dedicado en esta edición al Quijote, se contaron hasta 170 relatos que cumplían los requisitos de las bases. Estos feroces relatos fueron leídos con paciencia y sabiduría por los nunca bien alabados miembros del jurado, que dieron en seleccionar 17 textos semifinalistas a los que procedieron a enfrentar en justa votación. En dicha votación, cada miembro del jurado distribuyó a su discreción los siguientes puntos:

    • 9 puntos para el relato más inspirado y cabal,
    • 7 para el segundo,
    • 5 para el tercero,
    • 3 para el cuarto,
    • 2 para el quinto y
    • 1 para el sexto.

    Finalizada la votación y contados todos los votos emitidos, el aventajado jurado del II Concurso de Plagio Creativo, compuesto por María Tena, Jorge Gómez Jiménez (director de Letralia.com), David González Torres (director de Aviondepapel.com), Isabel Cañelles, Daniel Saavedra, Mar Redondo y Jesús Pérez, actuando Javier Sagarna de secretario sin voz ni voto, acuerda proclamar:

    Ganador, con 36 puntos, al relato titulado El mercader de libros, presentado a concurso bajo el seudónimo “Marquino”, y cuyo autor es Francisco García-Moreno Barco, de Mayagüez (Puerto Rico).

    Finalistas:

    • 2º clasificado, con 27 puntos: El sueño del escritor, presentado a concurso bajo el seudónimo “Jasón” y cuyo autor es Eloy Serrano Barroso, de Madrid (España).
    • 3os clasificados, ex aequo, con 14 puntos: Show business, presentado a concurso bajo el seudónimo “Rocinante”, y cuyo autor es Ignacio Heres Artime, de Luanco, Asturias (España) y El sepulcro de don Quijote, presentado a concurso bajo el seudónimo “Adriano”, y cuyo autor es Santiago Delgado Martínez, de Murcia (España).
    • 5º clasificado, con 13 puntos: A través del ojo de la cerradura, presentado a concurso bajo el seudónimo “Cero”, y cuyo autor es Miguel Ángel Villanueva Villanueva, de México D.F. (México).
    • 6º clasificado, con 12 puntos: De la admirable aventura de Don Quijote con el Escudero del Corazón Salpimentado, presentado a concurso bajo el seudónimo “Urganda la desconocida”, y cuya autora es María del Mar Testón Núñez, de Cáceres (España).

    Asimismo, como es de justicia y menester atendiendo a las sacrosantas leyes de la caballería, el jurado se postra a los pies de la muy noble y discreta doña Yesenia Pumarada, casta dueña del corazón del invicto caballero don Francisco García-Moreno, cuya afilada pluma ha sabido prevalecer y triunfar en esta descomunal batalla de letras con otros 169 autores, y proclama humildemente que no hay en todo el reino, y aún en el mundo entero, doncella más gentil, bella y discreta, ni honra más limpia y bien guardada que la suya. Bellacos serán los que osen negarlo. También ordena que el bachiller Javier Sagarna, honrado secretario de este concurso, se hinque de rodillas a los delicados pies de la susodicha dama no bien finalice la lectura de esta acta, rinda su espada, y así permanezca en tanto dure la pública lectura del relato vencedor.

    Por otro lado, el muy ilustre jurado ordena que, para mayor gloria del triunfador y sus valientes rivales finalistas, esta aventura, que haría palidecer al mismísimo Amadís y aún a los doce pares de Francia y que en adelante habrá de llamarse “de los relatos”, sea publicada en la página web de la muy sabia Escuela de Escritores para su conocimiento cabal en las cinco partes del mundo, y que a los mencionados contendientes les sean otorgados, a más del aplauso y admiración de los lectores, los premios y beneficios dispuestos en las bases del II Concurso de Plagio Creativo. A saber:

    • 700 euros en efectivo y publicación del texto en la página web de la Escuela de Escritores (www.escueladeescritores.com), Letralia.com, Aviondepapel.com, Literaturas.com y los portales literarios del mundo hispano que sean menester, para el relato ganador: El mercader de libros.
    • Publicación del texto en la página web de la Escuela de Escritores (www.escueladeescritores.com), para los esforzados finalistas.

    También es de ley felicitar a todos los autores participantes por el trabajo realizado y agradecerles su participación.

    Por último, y como es deber inexcusable, el jurado aprovecha la ocasión para ponderar las famosas hazañas del más valeroso y cuitado de los caballeros, don Quijote de la Mancha, agradecer a don Miguel de Cervantes Saavedra que con tan buen tino supiera glosarlas.

    Javier Sagarna, secretario
    Madrid a 23 de abril de 2005