Rubén Abella es doctor en Filología Inglesa por la Universidad de La Rioja y ha cursado estudios de postgrado en las universidades de Tulane (Nueva Orleans, Estados Unidos) y Adelaida (Australia).

Su primera novela, La sombra del escapista, recibió en 2002 el Premio de Narrativa Torrente Ballester y con su segunda, El libro del amor esquivo, resultó finalista del Premio Nadal en 2009. En 2007 No habría sido igual sin la lluvia mereció el Premio Mario Vargas Llosa NH de Relatos, feliz incursión en el género del microrrelato que quedó revalidada en 2010 con Los ojos de los peces. Sus tres últimas novelas son Baruc en el río (2011), California (2015) e Ictus (2020). Su libro de relatos Quince llamadas perdidas ha sido galardonado con el Premio Kutxa 2020.

Rubén Abella compagina la escritura con la fotografía y la docencia. Ha impartido cursos y conferencias sobre diversas materias en universidades de todo el mundo y es profesor de Escuela de Escritores y de la Universidad Pontificia Comillas de Madrid.

 

Fotografía de Culturamas

 

Rubén Abella es un profesor excelente. Comprende las dificultades de los alumnos y sabe guiarlos para que ellos mismos aprendan a reflexionar sobre esas dificultades y se acerquen a la solución del problema. Sus observaciones sobre los textos que presentan los alumnos son muy valiosas, ya que son muy concretas y siempre están apoyadas en argumentos sólidos, de manera que el alumno entiende lo que funciona y lo que no, pero sobre todo por qué. Además es muy accesible y responde rápido y en profundidad a cualquier pregunta que se le plantee en cualquier momento del curso.

#DicenDeNosotros: Ana Belén de Santiago, desde Berlín (Alemania)