Desarrollo de competencias para la enseñanza de la escritura en una Europa global

Escrito por Enrique Valladares
Proyecto Escuela de Escritores 2018/2019
para ESEN-EUROPE, subvencionado por Erasmus +
desarrollo de competencias de escritura para adultos en una Europa global
 

30 de noviembre, 2018

Mi viaje a York empezó la semana anterior, cuando pedí a mis alumnos que escucharan mi charla y vieran la presentación que estaba preparando con tantas ganas como nervios. Y es que mi primer problema, a pesar de ser en inglés, era no pasarme de los veinte minutos que tenía adjudicados. Como buen hijo de argentino, veinte minutos a mí apenas me sirven para presentarme y, sin embargo, quería contar la importancia de la voz narrativa para los alumnos de primer año. Cronómetro en mano y con la ayuda de una alumna bilingüe, pulí detalles y concentré mi discurso en ese tiempo. Que mis alumnos entendieran lo que quería contar me dio cierta tranquilidad cara al viaje, que emprendí el día anterior a mi charla para no tener que ir con prisa y miedo de perder trenes o llegar tarde a mi propia charla, ya que me habían asignado el primer día del congreso a primera hora, por lo que la primera noche me alojé a las afueras de York en una mansión que podría haber sido perfectamente la casa de Harry Potter.

La bienvenida, acompañado de Lorena Briedis, no pudo ser más afable, a los que veníamos de fuera de Reino Unido, nos ponían una pegatina plateada con la silueta de un avión e incluso nos daban abrazos y besos, cosa que no esperaba en absoluto de los ingleses, tan educados y respetuosos, pero estaba claro, desde el primer momento, que aquello no era un congreso normal, de personas normales. Aquello estaba lleno de escritores, de poetas, de profesores de escritura creativa, libreros… de todo menos gente normal. Afortunadamente.

En la charla conté con el apoyo de Lorena que siempre nos acompaña y el timing de Jennifer Steil que me ayudó no solo a no extenderme sino a que el tiempo de ruego y preguntas se sucediera con naturalidad. Fueron veinte minutos y una docena de diapositivas que se pasaron como un instante largo y rico. Supe que me estaban entendiendo cuando los asistentes, unas veinte personas, todos ingleses salvo con algún canadiense y algún escandinavo, se rieron de alguna de mis experiencias con alumnos noveles, seguramente porque fueran similares a las que ellos hayan vivido en sus escuelas. Llegado el momento de las preguntas, tenía miedo de no entenderles si las hacían, pero más miedo me daba que la charla no hubiera sido suficientemente interesante como para despertar cuestiones entre los asistente, pero todo, de la mano de Lorena y de Jennifer resultó muy fácil y cómodo, y hablamos sobre la forma que tenemos en cada escuela de acercarnos a la enseñanza de la escritura, especialmente con alumnos sin experiencia previa, que era el eje de mi charla.

Lo genial de haber sido de los primeros ponentes de los tres días de conferencias, es que ya me pude relajar, con la tranquilidad de tener los deberes hechos y acudir a todas las conferencias que me parecieran interesantes, como las de los suecos sobre su experiencia con el taller que desarrollan con alumnos que han sufrido alguna experiencia traumática o la de una joven escritora inglesa que nos desgranó los demonios internos con los que se enfrentó al escribir su primera novela autobiográfica. El resto del fin de semana, además de las conferencias de los ponentes, estuvo amenizado con lecturas de poesía, y charlas cargadas del impagable humor inglés que, de alguna manera, compensaba el terror de las comidas y de las cenas, donde hicieron bueno el tópico de la mala cocina inglesa.

Las noches no estuvieron exentas de largas conversaciones con profesores de escuelas europeas, escritores y poetas ingleses, norteamericanos y canadienses, donde intercambiamos tarjetas de visita que funcionaron bien, pues pocas semanas después nos visitaría en nuestra escuela de Madrid un premiado poeta londinense y estamos a la espera de que venga un profesor y escritor canadiense muy pronto para poder seguir enriqueciéndonos con nuestras distintas aproximaciones a la enseñanza de la escritura creativa.

Erasmus+
Clic aquí para acceder a la web oficial
Facebook | Twitter


Este proyecto es posible gracias al Servicio Español para la Internacionalización de la Educación. Queremos agradecer al SEPIE la gran oportunidad que nos brinda de cara a la formación de nuestros profesionales en diferentes países europeos. También agradecemos a la EACWP la gran oportunidad que nos brinda de cara al intercambio con otras escuelas europeas.