Treinta y tres semanas y 29.150 microrrelatos después, ya tenemos ganador de la XIV edición de Relatos en Cadena, el concurso literario más popular de la literatura española en el que han participado (de septiembre de 2020 a junio de 2021) 5.796 cuentistas de 45 países.

Rafa Soro, finalista del mes  de junio con el microrrelato ‘La sintaxis del amor’ resultó elegido por el jurado —que estuvo formado por la escritora y periodista Laura Ferrero, los colaboradores de La Ventana de la SER Benjamín Prado y Mara Torres y el director de Escuela de Escritores, Javier Sagarna— en una final disputadísima en la que el microrrelato del escritor valenciano compitió hasta el último minuto con ‘Caballo desbocado’, de Domingo Jiménez Lacaci (segundo finalista) y con ‘Coartada’, de Eva García Martín (clasificada en tercer lugar).

Aquí podéis leer el microcuento ganador y los clasificados en segundo y tercer lugar:

Ganador: Rafa Soro
Título: La sintaxis del amor
Si no, me habría vuelto loco. Esa era fácil. Subordinada condicional. Desde que Don Manuel se había enamorado, la pizarra se había convertido en el espejo de su corazón. Aquellas frases anodinas que analizábamos al comenzar el curso habían dado paso a las más variadas declaraciones amorosas. Lejos estaba él de sospechar que todos sabíamos de su romance con Doña Paulina, la profesora de 4ºC y, menos aún, que ella también daba rienda suelta a sus sentimientos en las lecciones de sintaxis. La oración que habían analizado hoy nuestros amigos del C prometía una semana entretenida. «Cariño, tenemos que hablar».


Segundo finalista: Domingo Jiménez Lacaci
Título: Caballo desbocado
Cojo tu mano y salimos corriendo sin pagar y los gritos del dueño y las risas y el descampado y te beso por primera vez y nunca más volvemos al Instituto y los primeros porros y tu padre llamando al mío y nuestro primer pico en vena y el monedero de tu madre y el coche robado y la caja de la gasolinera y busca y captura y tu embarazo y tanta curva y tu hemorragia y la casa abandonada y con más dinero te traeré un médico y el joyero que llevaba una pistola y mi pulmón atravesado y dígale agente que la quise mucho.


Tercer finalista: Eva García Martín
Título: Coartada
Su marido era insufrible, siempre nos dejaba a los demás en ridículo. Apenas se podía creer que fuera tan perfecto: guapo, atlético, no bebía, no fumaba, atendía a los niños, cocinaba, hacía la limpieza y la compra, era un manitas, tenía un trabajo estupendo, preparaba unas barbacoas de morirse y amenizaba las reuniones cantando con su guitarra. Elisa era la envidia de nuestras mujeres y él un azote continuo a nuestra cada vez más amenazada masculinidad.
Por eso, aquella tarde que nos lo llevamos de pesca, tras empujarle al agua, estuvimos esperando que emergiera tan campante.
Cómo íbamos a imaginarnos que no sabía nadar.