cursos-escritura La literatura erótica es, ante todo, literatura, por eso también se construye con la voz, la atmósfera, el tiempo narrativo, la estructura de la trama o el conflicto y el cambio del personaje.

La literatura erótica no es solo un género rosa o romántico, ni es exclusivamente pornográfico u obsceno, sino que se apoya en el deseo y en el contagio, en la mirada y en la transgresión, en la belleza y en el conflicto.

La inspiración sirve, pero también hay que pulirla, por eso los debates, las propuestas de trabajo, las reflexiones y, sobre todo, la escritura, mucha escritura te ayudarán a que tus textos, además de ser eróticos, tengan ese toque artístico.