XIII Edición de Relatos en Cadena (Votación)

Desde esta página podrás participar en la votación popular que cada mes otorga un voto en nuestra final mensual de Relatos en Cadena. Puedes elegir a a tu favorito entre los finalistas del mes.

Navega por los siguiente enlaces para acceder a las bases, la frase de la semana y la información completa del concurso.


Formulario para la votación mensual: abierto hasta el 24 de febrero a las 12.00h

Nombre

País

Código postal

Microrrelato elegido:

 , he leído y acepto la política de privacidad.

Escuela de Escritores S.L., como RESPONSABLE de los datos que nos proporciona, le comunica que su FINALIDAD es responder a la consulta que nos envía a través de este formulario así como mantenerle informado de la actividad y promociones. LEGITIMACIÓN: al marcar la casilla de aceptación, en primer lugar, da su consentimiento para que sus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario; y en segundo lugar, el interés legítimo de enviarle comunicaciones sobre nuestras actividades y promociones. El hecho de que no introduzca los datos que aparecen en el formulario como obligatorios podría tener como consecuencia que no podamos atender tu solicitud. CESIONARIOS Y TRANSFERENCIAS INTERNACIONALES: la información contenida y/o recabada únicamente se cederá a terceros necesarios para la gestión y cobro de los servicios, tales como entidad/es organizadoras del concurso, entidad/es bancaria/s, auditores, empresas de recobro de facturas y/o entidades públicas y/o privadas que resulten necesarias para el desarrollo de la relación contractual. Podrás ejercer tus derechos de acceso, oposición, rectificación, limitación y cancelación en datos@escueladeescritores.com, junto a una copia completa de su NIF, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Información adicional aquí.


Semana 17 : Enrique Mochón Romera
Título: Ólafsson Ale House

Empezó a llorar como un niño. Ólafsson, el bravo portero de Islandia, acababa de romperse la rodilla y, a mi corta edad, aquello me impresionó tanto como las palabras de papá: «Ese no juega más al fútbol».
Veinte años después, casualidades de la vida, lo tenía ante mí, atendiéndonos en su propio restaurante en Reykjavik. Tartamudeé al referirle mi recuerdo. Pero él respondió que su apellido era muy corriente en aquel país y que, particularmente, ni le gustaba el fútbol. Lo miré alejarse renqueando hacia la cocina, mientras las manos de mi mujer apretaban las mías. «El árbitro añadió catorce minutos», logré decir.

Semana 18: Antonio Maíllo González-Orús
Título: La prima Montse

“El árbitro añadió catorce minutos”, logré decir para disculparme antes de que mi madre me diera una bofetada que me dejó callado y cabizbajo. «¿Catorce minutos, dices? Tres horas llevamos buscándote por todas partes, tu hermana por el camping, tus tíos por la playa y tu padre está en comisaría poniendo una denuncia. Si ni siquiera ha habido partido. Ya podías aprender de tu prima —dijo cuando la vio acercarse—. Toda la tarde lleva metida en su caravana estudiando, mientras tú a saber dónde estabas». Cuando levanté la vista y vi a Montse sonreírme, no pude evitar sonrojarme al contemplar de nuevo su cuerpo, ahora ya vestido.

Semana 19: Salvador Terceño Raposo
Título: Fingir que uno cree

Ahora ya vestido, todo esto es menos incómodo. Regreso a mi celda y ella se marcha, lanzándome un beso. Y yo finjo que me lo creo.
Los guardias suelen espiarnos por un pequeño orificio taladrado en la pared y, a veces, cobran dinero a otros internos por dejarles mirar. Tarifa doble, si es a solas.
Yo saco mi parte. Así puedo pagar por fin los cigarrillos con dinero.
Ella es puro desconcierto y comenta sorprendida mi nueva forma de amar, tan ardiente y creativa.
−Es por ti −suelo decirle−. Que cada vez estás más guapa.
Y ella finge que se lo cree.