El fallo del concurso de microrrelatos ‘Getafe Negro’ cerró este domingo 21 de octubre la XI edición del festival de novela policiaca de Madrid. En esta edición fueron 104 los microcuentos presentados a concurso y cinco los finalistas seleccionados por el claustro de profesores de Escuela de Escritores.

México fue el país invitado a esta edición del festival y la propuesta de nuestro concurso de microrrelatos trataba de reconstruir desde el género negro la novela icónica de la literatura mexicana: Pedro Páramo. “Vine a Comala porque me dijeron que acá vivía mi padre” era la frase de inicio por la que debían comenzar las historias presentadas al certamen.

El escritor Lorenzo Silva, comisario del festival, eligió al ganador final de esta edición, el microcuento titulado Actos repetidos y cuyo autor es Íñigo Redondo Egaña, de Madrid (España).

Íñigo podrá disfrutar como premio del curso de escritura de Género Negro que imparte el escritor Marcelo Luján en Escuela de Escritores.

 

Actos repetidos

Vine a Comala porque me dijeron que acá vivía mi padre. Notaban que era español, «y policía», aclaraba yo. Contaba mi triste historia: fui un niño abandonado y buscaba respuestas. Les daba miedo y lástima.  Me dijeron que murió degollado y que fue la Chupina quien lo asesinó. Que le robó la navaja y le rajó el cuello, cortando desde atrás, un día cuando salían del cuarto. Y que gritaba «el problema también es tuyo».

Acabo de estar con ella. Pasó unos meses en la cárcel, pocos, porque hizo falta el sitio. Fue mayor castigo volver a este antro. «Te gustamos las abuelitas, m’hijo», me ha dicho. Primero he hecho lo que hizo él con ella, pero entre pieles resecas. Después lo que hizo ella con él, pero de frente y al corazón.

Salgo. Otra vieja recolocándose el sostén me mira y ríe desdentada y loca. Se asoma adentro y vocifera: «¡Híjole, Chupina! ¡El gachupín es cagadito a ti!».