Elena Bethencourt Rodríguez  (Arona, Santa Cruz de Tenerife) es la autora del microrrelato Temores, elegido como ganador del Concurso “La pobreza  en cien palabras”, que se falló hoy viernes 4 de mayo. Silogismos, de Eva García Martín, (La Coruña) obtuvo el segundo lugar.

El certamen de microrrelato organizado por la EAPN España (Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social) y Escuela de Escritores premia con un curso online en la Escuela para el ganador y con la elaboración de dos vídeos de sensibilización contra la pobreza para el mes de octubre de este año, cuyos guiones se realizarán a partir del relato ganador y el finalista.

Los textos ganadores fueron seleccionados por un jurado formado por el escritor y director de la Escuela de Escritores, Javier Sagarna; Germán Solís, subdirector de la Escuela; Sali Guntín, vicepresidenta de EAPN España; Jonás Candalija, responsable de comunicación de la EAPN y Claudia Munaiz, técnica de sensibilización de esa entidad. El jurado ha valorado la calidad literaria y la sensibilidad con la que se ha tratado el relato ganador, además del surrealismo y la maestría con que apela a nuestra conciencia. Del segundo finalista, destaca la crudeza con que se narra una acción cotidiana que nos puede tocar a cualquiera. El jurado ha seleccionado los otros finalistas porque todos, de alguna manera, reflejan muy bien situaciones de pobreza y exclusión social.

Los 180 autores de toda España presentaron sus microrrelatos a este concurso para contar la mejor historia que cumpliera con las condiciones que imponían las bases: no superar las cien palabras y describir, denunciar o llamar la atención sobre la pobreza y la exclusión social en todas sus vertientes (desempleo, desahucios, sinhogarismo, discriminación, etc.).

Además de los microrrelatos de Elena Bethencourt y Eva García, resultaron finalistas otros ocho textos. A continuación puedes leer el microrrelato ganador y el clasificado en segundo lugar:

 

Primer premio: Temores, de Elena Bethencourt Rodríguez (Santa Cruz de Tenerife)

—No me creerás pero el viento trajo un parque volando. Al rato llegó un sombrero, una

camisa, unos pantalones, un indigente.

—¿Y qué hiciste?

—Le puse el pie encima.

—¿Para que no saliera volando otra vez?

—No, para que no se levantara.

 

Segundo premio: Silogismos, de Eva García Martín (A Coruña)

Mierda de conciencia. Desde que al entrar al supermercado la había visto acurrucada en la puerta, con aquel cartel lleno de faltas y, seguramente, de mentiras, no hacía más que sopesar si darle los cincuenta céntimos del carro cuando terminara. Cincuenta céntimos eran casi cien pesetas: le alcanzaba para algo de fruta que era muy sana. Si supiera que no era celiaca, hasta ella misma podía comprarle un bocadillo. O una loción para piojos. Aunque igual también tenía pulgas. Nunca había visto una pulga, pero decían que saltaban mucho. Demasiado. Lo suficiente para fingir una llamada de móvil cuando saliera.

 

Y estos son los títulos y los nombres de los autores de los ocho finalistas:

De vuelta, de José Javier Alonso Reyes (Granada)

Más que hambre, de María Carmen Caamaño López (Madrid)

Regulación de empleo, de Joaquín Valls Arnau (Barcelona)

Hábitat, de Rafa Olivares (Alicante)

Animales de escaparate, de Rosario López Domínguez (Madrid)

El regalo, de Susana Revuelta Sagastizábal (Cantabria)

Simulacro, de Joaquín Valls Arnau (Barcelona)

Reforma Laboral, de Pepa López Sevilla (Cádiz)

Puedes leer los textos de los microrrelatos finalistas en la página web de EAPN ES.

Queremos agradecer a todas las personas su participación en los concursos.

El fallo del jurado es inapelable.

La organización del Concurso se pondrá en contacto con las personas premiadas y finalistas en los próximos días.

Este concurso se organiza con motivo de la conmemoración el próximo 17 de Octubre del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza.