En este taller hablaremos por un lado del contexto de la narración criminal, entendiendo este como cada sociedad en la más amplia extensión de la palabra y asumiendo que la realidad criminal es una pieza más del engranaje social general. Por otro, abordaremos la figura del detective en sentido amplio, desde el punto de vista desde el que se cuenta la historia y se afronta su esclarecimiento e interpretación.
También revisaremos los otros dos personajes claves de la narración criminal: el criminal propiamente dicho, con ánimo de desmitificarlo; y la víctima, con el afán de restituirle su importancia crucial y sin olvidar el entramado social e institucional que debe dar respuesta al delito y repararlo, en la escasa medida en que ello es posible. Para apuntar, a partir de esta última idea, un posible sentido del relato criminal contemporáneo.