A veces nos pasan cosas de las que no nos damos ni cuenta, ¿o es que, ciertamente, no queremos ver? John Berger dijo que mirar es un acto voluntario y que nunca miramos solo una cosa, sino la relación entre las cosas y nosotros mismos.

La mirada es el estilo. No es tan importante lo que nos sucede sino cómo miramos eso que nos sucede, a nosotros, a los vecinos, a los personajes, y nuestros sueños, ¿qué hay de nuestros sueños? ¿Qué vemos cuando dormimos? ¿Y por qué recordamos ciertos momentos y otros no?

En el taller aprenderemos a mirar el mundo de otra manera para contar. Con ayuda de la poesía, la filosofía, el periodismo y la ficción. Mirar es riesgoso, por cuanto la mirada engendra, dijo María Zambrano, pero también que todo lo que mira merece ser mirado.