Una vez que dominamos, como escritores, las herramientas de trabajo, tenemos que enfrentarnos al abismo de escribir sin una propuesta previa. Un libro de relatos, una novela, un ensayo… Un proyecto, en definitiva, en el que invertiremos tiempo y energía. Formar parte de un grupo, tener un profesor que nos oriente, es la mejor manera de mejorar nuestra técnica y crecer como escritores. Afrontar un proyecto narrativo de largo recorrido es un reto difícil para el que hace falta determinación, auténtico deseo y disponer de los recursos técnicos.

Con esa vocación nace este curso. Un espacio en el que compartir, crecer, mejorar, con el apoyo de otros escritores y de un profesor que harán el camino menos solitario, que conseguirán que ese abismo que supone la escritura autónoma sea gozoso.

Unificamos los proyectos de novela y de relato porque creemos que, una vez aprendidas las técnicas necesarias para desenvolverse en cualquiera de los dos formatos, cada participante se enriquecerá con la experiencia, los avances y, por qué no, las dificultades de sus compañeros.