Los personajes son fundamentales para construir cualquier pieza literaria. El escritor se alimenta de su energía y le dan las claves para todo tipo de textos y tramas. Vuelven verosímil la atmósfera y potencian el principio de interés con sus diálogos. Formulan y expresan emociones y son el sustrato que explican el mundo interior en el que empatizan los lectores.

En estas cuatro clases analizaremos cómo funcionan los personajes y cómo enriquecen los géneros, y la forma en la que expresan grandes geografías vitales.

Habrá ejercicios creativos complementarios.

Requisitos: Lecturas seleccionadas para reforzar el debate y la reflexión.