Si tienes un argumento que te seduzca y quieres narrarlo en una novela corta, existe la posibilidad de hacerlo con el empleo de secuencias. Esta forma de novelar rompe con el argumento lineal y sugiere contar con acciones rápidas y simultáneas. El resultado: un mosaico, un puzzle, un caleidoscopio; un todo fraccionado al servicio de una imagen completa donde  acción y trama se manifiesten en una prosa plástica. Además, procuraremos que todo ello se trasmita de una manera natural y que permita nuestro enfoque personal hacia el mundo que hemos elegido narrar.

Para lectura y estudio se trabajará durante el curso con las siguientes obras:

Por los tiempos de Clemente Colling. Felisberto Hernández. Ed. El Nadir

El amante. Marguerite Duras. Ed. Tusquet.

Mrs. Caldwell habla con su hijo. Camilo José Cela. Ed. Destino

Dibujos animados. Félix Romeo. Ed. Anagrama

El hombre es un gran faisán en el mundo. Herta Müller. Ed. Siruela

Mortal y Rosa, Francisco Umbral. Ed. Cátedra

La carretera. Cormac MacCarthy. Ed. Mondadori