Dime lo que lees y te diré lo que escribes. Así de simple. Nuestras lecturas condicionan nuestro pensamiento y nuestra creatividad. No existe un enorme escritor que no sea –y se enorgullezca de ello– un enorme lector. En este taller miraremos por dentro, es decir las costuras, de relatos clásicos y contemporáneos para descubrir qué hay en ellos que pueda servir para mejorar nuestra propia creación. Paralelamente, analizaremos nuestra escritura con ojos de lectores, en formato taller, para así encontrar qué funciona y qué debemos trabajar. Este taller nos hará repensar en los niveles de profundidad que puede tener un texto, ya sea propio o ajeno.