La fantasía creadora, la imaginación productiva,

no es un privilegio de algunas personas nacidas

con un talento especial. Todos lo tienen,

pero hay que desarrollar esa capacidad.

Gianni Rodari

 

Hay quien piensa que escribir es algo muy serio o, lo que es lo mismo, aburrido. Por suerte, algunas personas no estamos de acuerdo y creemos que la escritura es, ante todo, juego. Por eso, en este taller vamos a jugar a desmontar aquello que damos por hecho, a retorcer la realidad a nuestro antojo y a comprobar que en esta vida pocas cosas hay más sensatas que hacer un poco el loco.

Porque en este taller no vamos a escribir.

En este taller jugaremos a escribir.

Para ello, ofreceremos herramientas básicas de narrativa y poesía de una forma lúdica y creativa. Iremos más allá del mundo que conocemos y construiremos nuestros universos personales, donde crearemos personajes singulares que pondremos en acción. Incluso crearemos nuestro propio bestiario para el recuerdo. Nos divertiremos con la fonética como creadora de significados y nos dejaremos llevar por la melodía de las palabras. Leeremos y hablaremos sobre qué lecturas nos han gustado más para hacer un Cuaderno de lecturas que repartiremos a final del curso.

En definitiva, inventaremos, compartiremos y pondremos del revés todo lo que haga falta para desbloquear la creatividad, descubrir que todo el mundo tiene algo que contar y sentir que no hay realidad aburrida para una mente creativa.

Este taller está dirigido a niños de entre 9 y 12 años