Escribir guiones no es escribir literatura y, sin embargo, escritores y guionistas contamos historias a un público desconocido con la aspiración de que nos entiendan. El guionista sabe que el destino de su obra no es ser publicada sino servir de guía a otra obra mayor –la película– cuyo soporte final no es el papel y cuyo público disfrutará desde la comodidad de un cine, el salón de su casa o la minúscula pantalla de su teléfono móvil.

Llevamos toda la vida “leyendo” películas y no es extraño sentir el impulso de querer contar nuestra propia historia. Al fin y al cabo, llevamos más de 100 años de lenguaje audiovisual y, pese a la irrupción del sonido, de los efectos especiales y de los personajes en 3D, lo cierto es que toda película necesita un guión y todo guión necesita un guionista.

Este curso está orientado justamente a quienes quieren dar sus primeros pasos y asomarse a lo que supone escribir guiones de cortometraje, largometraje, televisión o cualquiera de los diversos materiales audiovisuales que se distribuyen por internet.

A lo largo de 36 semanas y de la mano de dos profesores con una amplia experiencia docente y profesional, los estudiantes irán aprendiendo a manejar las herramientas del guionista, poniendo sus conocimientos en práctica sobre sus propios proyectos así como sobre ejercicios específicos.