Es un laboratorio de creación basado en cuatro elementos: diáspora, memoria, lenguaje y música.

A partir de estos conceptos y a través de un trabajo de creación colectiva, construiremos un Barrio donde los participantes resignifiquen el espacio y lo logren transmitir en la forma de expresión con la que se sienten más cómodos. En un trabajo de cartografía narrativa, crearemos Barrios ficcionales compuestos a través de las historias de los participantes que forman parte —efímera o permanente— del lugar donde se desarrolla el taller. Al final, tendremos un fanzín, una publicación, que será a la vez un mapa. El mapa de nuestro Barrio.