“El fin que me esfuerzo por alcanzar, sin otra ayuda que la palabra escrita, es haceros comprender, haceros sentir y, ante todo, haceros ver. Esto y sólo esto; simplemente.”

Joseph Conrad

Durante toda la vida intercambiamos historias con los demás. Nuestra cultura es, también un modo de contar lo que nos rodea y nos afecta. Pero los escritores de ficción tienen que aliñar esas historias para hacerlas verosímiles, para enganchar al lector.

En el taller nos centraremos en profundizar, desde la teoría y la práctica, los distintos modos en que se puede contar una historia literaria. Descubriremos  algunos  secretos para hacer vivo, cercano y visible lo que narramos.  Para poner al lector en medio de la historia y para que la viva en directo.  Sin perderse ni una  de las ideas o emociones que nuestra narración le presenta.

Tomaremos como unidad de trabajo la escena. Profundizaremos en el equilibrio que tiene que existir entre la información concreta, el tiempo, el espacio, las imágenes, los objetos, las descripciones etc.; y también en los datos abstractos, como lo que piensa el personaje, sus emociones, sus miedos, las opiniones del narrador etc.

Experimentaremos con  algunas estrategias concretas para conseguir responder a la famosa frase “Muestra no expliques”.