Vivimos en el siglo XXI. Escribir en nuestra época es distinto a hacerlo en el Siglo de Las Luces o en los 60’s. Por eso la “contemporaneidad” de un texto es uno de los rasgos que distinguen al buen escritor. Pero un relato puede tratar temas actuales y no ser contemporáneo. De ahí que una de las mejores formas de trabajar los textos sea partiendo de movimientos de vanguardia como el Dadaísmo, el Futurismo, el Expresionismo o el Surrealismo.

Para escribir relatos contemporáneos no hace falta ser un experto en estética; es suficiente con comprender el espíritu de esos movimientos que se atrevieron a romper con la tradición artística. Por eso, este taller está dirigido a todos aquellos escritores o amantes de la literatura que quieran experimentar por sí mismos procedimientos poco ortodoxos. Durante un mes, se escribirán relatos utilizando técnicas de estas corrientes como el collage literario, el simultaneísmo, la poesía fonética o el fragmento. Al finalizar el curso, los asistentes no sólo conocerán mejor la literatura de vanguardia, sino que habrán adquirido herramientas valiosas para trabajar sus relatos y estimular la imaginación.