Para el escritor de cuentos, construir una época pasada y hacerla verosímil puede ser todo un reto, y sin duda reportará una gran satisfacción. El cuento, como ya sabemos, es un género versátil, sujeto a unas reglas básicas de brevedad y precisión, que también serán aplicables al relato histórico. Vivimos un tiempo en el que la novela histórica está en plena ebullición, y por eso se hace necesario, antes que nada, delimitar el campo y la definición del relato histórico como entidad independiente y soberana de sí misma.

En este taller se ofrecerán estrategias básicas para crear el armazón de un relato histórico y, de forma paralela, conocer a grandes rasgos la Historia de la Humanidad. Este conocimiento será el punto de partida para una ficción histórica. Por eso, se hace necesaria una mínima documentación, una búsqueda que nos lleve a interiorizar un paisaje, comprender una época y una mentalidad diferente a la nuestra.