Expresarnos de forma creativa es, ante todo, aceptar la novedad, el movimiento y el cambio.

La escritura dirigida hacia las claves esenciales en Gestalt: “el darse cuenta” y la toma de contacto con las emociones no liberadas, puede ser una herramienta muy útil para ayudarnos a recobrar sentimientos que se encuentren bloqueados en nosotros.

Darse cuenta de lo que sentimos respecto a hechos o elementos que aparecen relatados en nuestras historias y hacernos cargo de las emociones genuinas que nos produce una  situación, facilita también reconocer estructuras rígidas en nosotros y la posibilidad de convertirlas en momentos vivos.

Cada encuentro de este curso se centrará, pues, en ejercicios prácticos que sirvan al proceso de verse a sí mismos como personas/artistas que toman conciencia de su creatividad  y de sus emociones en el aquí y el ahora de cada sesión.

Las sesiones se celebrarán los días 21 de octubre, 18 de noviembre y 16 de diciembre.