Desde  la  antigüedad  hasta  Bob  Dylan,  desde  los  cantos  gregorianos  y  los  trovadores provenzales  hasta  Georges  Brassens,  José  Alfredo  Jiménez  y  Nick  Cave,  la  canción  ha formado parte de la tradición  oral y  escrita  a través de sus  instrumentos  inseparables:  la palabra  y  la  voz  humana.  En  este  sentido,  representa  un  vehículo  indispensable  para  la comunicación  humana,  para  la  cultura  popular  y  para  la  expresión  personal.  Por  ello,  podemos decir que la canción es en sí misma un género literario.

En este taller indagaremos en la musicalidad del lenguaje y desarrollaremos el oído musical con ejercicios prácticos y discografía recomendada, atendiendo a criterios como el ritmo, la melodía y la armonía como fundamentos imprescindibles para la composición y análisis de canciones desde la canción de autor, la música folklórica y tradicional, hasta el rock, el jazz y  el  rap,  entre  otras.

Durante  estas  doce  sesiones,  exploraremos  el  juego  entre  letras  y acordes, música y literatura. Nuestra partitura será la hoja en blanco.