Un cielo propio

12º Libro de Alumnos de Escuela de Escritores

un-cielo-propio-portadaUn cielo propio es el título del duodécimo libro anual de los alumnos de Escuela de Escritores que se presentará este sábado 20 de junio a partir de las 18:30 h. en la Sala Clamores de Madrid (Calle Alburquerque, 14).

Cada año, Escuela de Escritores publica una antología con los relatos, poemas, críticas de cine, crónicas y otros textos de los alumnos que han participado en nuestros talleres.

En Un cielo propio han participado 150 autores de todo el mundo, alumnos de los cursos que desde septiembre del año pasado y hasta esta misma semana se han desarrollado en nuestra sede de Madrid y en las aulas del Campus Virtual.

¿Quieres adquirir uno? Si no puedes pasarte por nuestra sede en Madrid puedes comprarlo por Internet y te lo enviaremos a casa. Clic aquí para acceder a la página de compra.


Prólogo, por Jesús Pérez Saiz

jesusperezEn este prólogo al libro de los alumnos de la Escuela de Escritores 2015 os quiero hablar de un viaje. Quizá de más. Ya veremos. Es un viaje a Finlandia. En octubre.

Había una Conferencia Pedagógica Internacional que organizamos junto con nuestros compañeros de la Asociación Europea de Programas de Escritura Creativa (EACWP) y fuimos cinco profesores de la Escuela de Escritores, cuatro de Madrid y yo, desde Burgos, a hablar de nuestros métodos, de lo que hacemos para intentar enseñar a los talleristas del mejor modo posible: microcuentos y fotografía, la escritura de Richard Ford y David Foster Wallace, diálogo entre las artes, Mnemosine, mundos olvidados y la infancia como herramienta eficaz para recuperar la fantasía y crear personajes. Fueron seis días de trabajo, a veces con jornadas de hasta doce horas, escuchando a compañeros de la Escuela de Poesía de Viena, del Aleph-Écriture, de la Scuola Holden y de universidades como la de South-Wales, Tallinn, Klaipeda, Helsinki, Tampere y Jyväskylä.

La primera parte de la conferencia fue en esta última universidad, la de Jyväskylä, una ciudad de unos ciento treinta mil habitantes situada en el centro sur de Finlandia, junto a un lago —el Päijänne— y rodeada de bosques de abedules, una ciudad que sí, es cierto, si uno repasa en Wikipedia a sus seis personajes más ilustres verá que tres son pilotos de rally —y uno esquiador—, pero Jyväskylä también tiene la casa-museo de Alvar Aalto, maravillosa, y además es conocida como la Atenas de Finlandia.

Bien, pues allí la «Conferencia» giró sobre creatividad y bienestar y aprendimos mucho sobre los efectos beneficiosos —algunos terapéuticos— de la escritura, cosas como que mejora nuestra atención selectiva, nos permite recobrar la memoria emocional y facilita feedbacks sobre ella, nos deja explorarla, reconocerla y transferirla, aumenta nuestra fantasía, y el hecho de jugar con el lenguaje incrementa nuestra capacidad de reflexión y de expresión, además de favorecer comunicación y comprensión hacia los demás. También libera estrés, y cura heridas cuando trabajamos con episodios biográficos problemáticos, identifica necesidades de aprendizaje y nos da confianza y autoestima.

Por último, la escritura acerca la Poiesis —prometo no usar más términos griegos— a nuestras vidas, nos permite crear, hacer visible lo invisible, pasar del no-ser al ser, como decía Platón, y esto no es poco. De hecho, todos y cada uno de los textos que hay en este libro tienen que ver con la Poiesis —uy—, han sido creados por vosotros y a mí me parece que ese es un mérito enorme que merece festejarse y honrarse con un libro como este, claro que sí.

La segunda parte de la conferencia fue más pedagógica, pensada para compartir ideas y métodos de enseñanza entre las escuelas de la EACWP y también para formarnos nosotros mismos en talleres que dieron otros profesores como Alain André, «Autobiografía y escritura», o Risto Ahti, un mago finés que jugó con nosotros durante dos días, intentando que escribiéramos un poema en una habitación oscura o al borde de un precipicio, desnudos, temblando de frío, apremiándonos a ser idiotas y convenciéndonos de que solo necesitábamos un carruaje para transportar lo que amamos —Rimbaud o lo sensual—, caballos que tiren de él —Lorca o la energía— y un loco que conduzca —Blake—.

Al final, su curso fue una metáfora de lo que fuimos a hacer los profesores de la Escuela de Escritores a Finlandia.

No quiero simplificar un proceso que fue profundo, pero sí transmitiros la necesidad que nos urgió Risto de encontrar algo verdadero dentro de nosotros, algo incontestable, que nos mueva en la vida. Esa necesidad tiene que ver con Narciso y el amor a uno mismo y con el hecho de que si no tienes tu propio cielo tendrás el infierno de los demás; o dicho de otro modo —sin tanto énfasis—: no te olvides de tus decisiones porque eres lo que decides ser. Si lo olvidas, pierdes energía. Y esto creo que tiene mucho que ver con la escritura y con vuestro empeño: ¿por qué escribís?

Las respuestas son muchas, pero todas nacen en lo más auténtico de vosotros mismos —algo relacionado con el momento más emotivo de vuestra vida, una sensación, un olor, unas manos…—, en una fuente de energía —permitidme el tópico— que es la que os impulsa a comunicaros de este modo e iniciar un camino nada fácil, bien lo sabemos, cuya primera parada es a menudo un taller literario. Y es una buena parada, una Escuela, como la nuestra, un lugar inmejorable para aprender a escribir, pero en la que corréis el riesgo de olvidar que debéis ser fieles a vuestra naturaleza de escritores. Lo he visto muchas veces, no creáis, porque aprender a escribir no es nada fácil, de hecho es tan duro y a veces uno se da tantas cabezadas que lo más sencillo es abandonar, aunque de ese modo dejemos de ser quienes habíamos decidido ser y nos convirtamos en lo que nos han dejado ser.

Me gustaría que pensarais en eso al abrir este libro, porque lo que hay aquí dentro es un premio a lo que habéis decidido ser. Nunca lo olvidéis, un premio a vuestro trabajo, un premio del que los profesores de la Escuela de Escritores nos sentimos parte y para el que nos preparamos día a día —el nivel de mis compañeros en la Conferencia de Finlandia fue altísimo, creedme—, con humildad y entusiasmo para aprender y ayudaros lo más posible. Y lo nuestro no es terapia —aunque las cosas buenas suelen resultar terapéuticas—, solo enseñar a escribir y guiaros en este proceso tan difícil sin olvidar que lo más importante, lo más, lo más, lo más, lo más importante es acompañaros en la creación de vuestro propio cielo.

Alcanzar la calidad de escritura de la que habla Bolaño es complicado, pero el cielo está abierto para todos, está en este libro —tocadlo— y en cada momento que escribáis de verdad. Y cuando eso llega, nuestro papel de profesores se relaja y lo que hacemos es disfrutar como uno más, convertidos en el amigo que os aplaude, claro que sí, porque lo merecéis.


Listado de autores y obras

Nombre y apellidos Título
Laura Abril Ecuación de movimiento
Maite Alarcón Eterno retorno
Miguel Ángel Algarra Donate Trabajo de nivel
Aida Álvarez Para toda la vida
Claudia Angel El té de las siete
Teresa Angulo Alijarde Cambiadas
Cristina Aparicio Miranda Feminista y cinéfila
Arturo Araujo Fronteras
Paula Arellano Geoffroy Ámsterdam
Lucía Bareño Ortiz-Echagüe Reflejo
Luis del Barrio Castro Perdida en el bosque
Luis Belda La mano mala
Guillermo Bernáldez Lancha La mansión de los cuchicheos
María Cecilia Blanco Perspectivas
María Jesús Branco Illodo Juegos en silencio
Carmen Bravo Peláez Quién/Eremita
Elena María Brozos Vázquez 10 de septiembre de 2008
Lena C. Leirós El circo de Nono
Begoña Cabezas Hernández En el espejo
Chelo Cadavid Carrascosa La prueba
Carla Campos El átomo pacífico
Fran Cano Sándwich
Celia Cantonero Domínguez Certificado de defunción
Paulina Casares Ribadeneira Estatua
Mar Cassinello Plaza Manuela lo sabe todo
Adela Castañón Baquera La cigüeña
Miguel Castrillo Haavardsholm Inspiración/Papá, un ejemplo
Lucía Catalán Gris Sin paraguas
José Cebrián Giménez El origen de Andrómeda
J. Cendón El día del Acero
María Charneco El lunar
Enkar Cid Solo se vive una vez
Marta Coloma Conflicto
Miguel Ángel Contreras Nieto Chano
Patricia Dekert Jugando al pachingo
Fernando Delgado Rincón Ellos fingían leer
Carmen Díaz Blanco El portal de la muerte
José Díaz Sánchez Hielo
Ianire Doistua Merzouga Briz
Mercedes Domínguez Montiagut Junta extraordinaria
María de la E Una casa para siempre
Lucía Emmanuel Laredo Sindra
Eva Escobar Pérez Zarzal y prosa/Los viajes de Ana
Mariano F. Busó Crisis
Rafael Falcón Lahera La ventana de enfrente
Ana Fenollosa Vázquez Alonso García
Patricia Fernández El guayabal de la octava
Alfredo Fernandez Calvo Círculos
Elena Fernández de Sevilla G. Navidad
Encarnación Fernández-Llebrez del Rey Pero estabas
Antonio Forns La tragedia de Jeremías
Ana Forradellas La novia
Marta Foyedo Lahoz El encantador de peces/Paseo/Y se fue…
Carmen García Navarro Norte/Fragmento del diario de la escritora/Ciento cuarenta/En rojo
Mª del Carmen García Rodríguez Nene
Nerea Garrán Los bebés no llevan zapatos
Eugenio Gil Arandia El rey ha vuelto
Yolanda Gil Jaca Ulises en dos mundos
Elvira Gimeno Ruiz Cuatro Ojos
Álvaro Gómez Illarramendi El melodrama clásico: el cine de Douglas Sirk
Kike González La mala suerte
Txarly González Escatología de un gol
Blanca González García Campos de libros
Elena Hernández Carrillo Víspera de Difuntos
Jezabel Hernández Valenzuela En busca del sapo azul
Beatriz Hícar La sonrisa azul
Joselo Holguín-Intriago Mi abuela y yo
Ileana Iribarren La Sayona
Ana IT Mañana de Reyes
Araceli Jaqueti Fuster La cita (Homenaje al poema 32 de Catulo)
Cristina Jarnés La pensión
M.C. Jaya Conocemos lo que queremos, no lo que necesitamos
Jesus Sabiduría
José Luis Juste Sin título
Cristina L. Faisano Flores para Violeta
Eric Lannier Invasión
Pablo Lavilla Sándwich eléctrico
Nerea Loinaz Pérez ¡Navidad feliz!
Marta López Cuartero Textura de poema
Jorge Luna Carrizosa Gonzalito
Alfonso Magaz Cuento de Navidad
Antonio Marín El grito de las ranas
Teresa Mariño De vuelta al mar
Raquel Márquez González Mi acorde
David Martín Durán Las lágrimas de Anita
Eduardo Martín Zurita Mi bichito
Elena Martínez La partida de parchís
Miriam Medina Por una cabeza
Malena Mesquida Vestigios de Troya
Agustina Mieles Entre los brazos de Morfeo
Pedro Molina Monreal Un huevo
Lydia Monreal Mena La rana
Rosario Montero Gallardo Apurando la vida
Borja Morales Hernando Boomer
Virginia Moreno González El niño que nació con la boca cosida/La mosca tatuada
Manuel Nguema Fernández Chuck Norris puede contar hasta infinito
Pablo Ortiz Morales Cinco intentos… seis.
Guillermo Padilla Alonso Estado de Ignorancia
Juan Padilla Herreros Te veo
Iván Palafox Irene Varados
Silvana Paniagua Tufinio La espera
Yago Paris Pérez El visillo de acero
Cristina del Peso El quinto ladrillo
Susana Plaza-Castillo La noche de la higuera
Laia Prada García El colchón
Elena Puchalt Ruiz Las sandalias rosa
Nicolás Quintero Pienso, luego sufro
Héctor R. Basalo ¡Circo bestial!
Vane RD. Sombras sin identidad
Renato Restrepo Morir de amor
José de Rivera El principio de un final
Calixto Rivero Ayer mis lágrimas se fueron de juerga
Lorenzo Rodríguez Blanco Títere
Pedro P. Rodríguez Gullón Los ambulantes de Lissan
Pablo Rodríguez Lozano Latidos
Pablo Rodríguez P. Visita al nirvana
Carmen Roiz La profesora de baile/La lluvia
Carmen Romeo Pemán La novia
José Manuel Romero Pérez Prisionero
Luis Romero Villa Bilbao-Ulán Bator
Esther Rueda El tatuaje es el grafiti de la memoria
Marcela Rueda Gómez La señal del pescado rojo
María Rumí Una casa en la colina
Gregorio Sánchez Alarcón El lápiz mágico
Javier Sánchez Carranza Tindala
Javier Sánchez Nocea Lluvia de ida y vuelta
Teresa Sarmiento García Un momento
Catalina Schuth El tiempo pasa volando
Orlando Scoppetta Los fantasmas de mi casa
Mariana Segura Paralelas
Teresa Simón Debe matarme
Mónica Solano Delirios de un amante imaginario/Clay, el topo/El hada de la repisa
Marisa Soriano Iniciación
Nedda Soriano Toboganes de Arena
Carmen Soteres Khala, la madre de Tarzán
Rafael Tato Herrero Selectividad/No preguntes/Steinway Grand
Laura Tejedor Fuentes Memorias de Rumanía/Solo
Eva Tur Antonio Correspondencia
Miguel Valderrama Ebrio de verdad
Luisa Valeriano A las puertas del cielo
E. Francisco Valga-Amado Hikikomori
Enrique Valladares Los perros de los extraños
Reyes Velayos Un charco de colores/La que espera/Escalada/En este lado
Miriam Villares Jiménez De estructuras…/Dentro
Luis D. Wasserman Los múltiples reflejos de Joaquín
Julio Zuinaga Bilbao Una decisión difícil
Luz Marina Zuluaga Tinoco La vida, ¡un instante! (poemas)
In memoriam
Elena Sánchez Carretero Sombra del Paraíso (Fragmentos)
Paulina Casares Ribadeneira Recordar la luz
María Ximena Santander Velasco Siempre Elena
Raquel Albizu Moreno Cuando no sé qué decir, abrazo un haya
Mariana Torres El niño Rafael Velasco